in All, Español, Some things I reviewed

2 historias para recordar la Alemania nazi

Hoy os quiero recomendar 2 películas basadas en hechos reales sobre la Alemania nazi:

Valkiria Los_falsificadores

Valkiria narra los hechos del atentado del 20 de Julio de 1944 contra Hitler por parte de cuadros del ejército alemán. Visibiliza parte de la resistencia alemana descontenta con las atrocidades del régimen, pero también con ciertas decisiones militares y el instinto de supervivencia de otros (que ven cómo el Reich está a punto de desmoronarse y no desean estar en el bando perdedor).

Los falsificadores es una película diferente. Ambientada en el campo de concentración de Sachsenhausen, cuenta la historia de un grupo de prisioneros a los que usaron para falsificar moneda con la que financiar la guerra en la llamada Operación Bernhard. El nudo de la película es el debate interno que tienen entre salvar su vida y privilegios en el campo continuando con la falsificación o poner trabas a la falsificación para minar otra de las fuentes de financiación nazi y acelerar el fin de la guerra.

Ambas nos recuerdan el peligro de la historia única. El hecho de que el monstruo haya sido tan grande y se haya construido sobre la inacción, nos hace olvidar lo atrevido que era rebelarse en un régimen como el nazi.

Leave a Reply

  1. @nosolosw Lo inquietante de la escasez de la resistencia (la operación Walkiria no fue resistencia, sino un último rebrote del militarismo alemán,  por mucho que la CDU lo quiera pintar de «resistencia» ahora) es que hasta el día en que Hitler empieza a modificar el marco legal para prohibir a la oposición, esta es masiva (fundamentalmente el SPD pero también muchos en el Zentrum y sobre todo entre los católicos), tiene una visión clara de lo que está ocurriendo (cosa que los comunistas no) y utiliza todos los medios legales para oponerse al desarrollo de un estado totalitario. Pero cuando las actividades de oposición pasan a ser ilegales… ¡¡¡cumplen la ley y se autodesmantelan!!! ¡¡No fue el miedo!! ¡¡Fue la lealtad al estado nacional y el sometimiento acrítico al procedimiento jurídico el que eliminó prácticamente toda resistencia!! No fue la Gestapo, fue Hegel.