Unha época de cambios: did you know?

Hai uns días posteaba o artigo de Punset sobre os cambios:

el cambio técnico evoluciona más rápidamente que el social y éste, más rápido que la programación mental de las gentes

e agora, repasando algúns feeds retrasados dun verán intenso, atopo este video que nos invita á conversa e á reflexión. En 8 minutos plantexa un escenario onde os cambios tecnolóxicos e demográficos son os principais actores, un mundo por inventar no que o modelo educativo difire necesariamente do herdado da época industrial:

We are currently preparing students for jobs and technologies that don’t yet exist.. in order to solve problems we don’t even know are problems yet.

Déixovos (pen)última perla do YouTube (a estas alturas é probable que xa o vírades). Moi estimulante…

[gv data=”pMcfrLYDm2U” width=”425″ height=”350″][/gv]

Internet e liberdade

¿Cuál es, entonces, la relación entre Internet y libertad? La historia y la cultura de Internet lo constituyeron como tecnología de libertad. Pero la libertad no es una página blanca sobre la que se proyectan nuestros sueños. Es el tejido áspero en el que se manifiestan los poderes que estructuran la sociedad.

Al efecto Gilmore se contrapone el efecto Microsoft. Según el primero, Internet interpreta cualquier censura como un obstáculo técnico y tiende a rodearlo. Según el segundo, Microsoft interpreta cualquier proceso de comunicación como oportunidad de negocio y tiende a monopolizarlo.

A las aspiraciones de libertad se contraponen los instintos básicos de las burocracias políticas, cualesquiera que sean sus ideologías. Y a liberación de la humanidad por la tecnología de la información se contrapone la realidad presente de una humanidad mayoritariamente desinformada y marginada de la tecnología.

Internet, en nuestro tiempo, necesita libertad para desplegar su extraordinario potencial de comunicación y de creatividad. Y la libertad de expresión y de comunicación ha encontrado en Internet su soporte material adecuado. Pero tanto Internet, como la libertad, sólo pueden vivir en las mentes y en los corazones de una sociedad libre, libre para todos, que modele sus instituciones políticas a imagen y semejanza de su práctica de libertad.

Manuel Castells, discurso de inauguración del curso académico 2001, UOC.

Coase, os costes de transacción e a emerxencia da empresa-rede

No 1937, o socialista inglés, Ronald H. Coase, publicou un artigo titulado The nature of the firm. Nese artigo, Coase, enumerou por primeira vez os costes de transacción, tratando de explica-la razón da emerxencia das grandes empresas xerárquicas da época industrial.

Según Coase, existen razóns económicas evidentes para que así sucedera. Unha das principais tiña que ver co coste da información. Tapscott e Williams -no experimento de investigación que é Wikinomics– explican esta teoría:

“Producir una barra de pan, fabricar un automóvil o dirigir las urgencias de un hospital requerían pasos donde la cooperación estrecha y el objetivo común resultaban fundamentales para conseguir un producto útil. En la práctica cotidiana, no resultaba práctico descomponer la fabricación y otros procesos industriales en una serie de transacciones negociadas de forma independiente. Cada transacción implicaría unos costes que superarían cualquier ahorro obtenido por presiones competitivas.”

Coase determinou na búsqueda os costes de transacción que posteriormente dividiu en:

  • Costes de búsqueda: localiza-los distintos proveedores e determina-la idoneidade dos bens que ofrecen.
  • Costes de contratación: negocia-lo precio e contrata-las condicións.
  • Costes de coordinación: encaixa-los distintos produtos e procesos.

Con estes mimbres, pódese cita-la lei de Coase como:

“Una empresa tenderá a expandirse hasta que los costes que supone organizar una transacción adicional dentro de la empresa igualen los costes que implica desempeñar esa misma función en el mercado abierto.”

Polo tanto:

“Cuando salga más barato realizar una transacción dentro de la empresa, es recomendable hacerlo así; en cambio, si resulta más económico salir al mercado, no hay que intentar hacerlo de forma interna.”

No seu momento os costes de transacción explicaron a emerxencia das grandes empresas da época industrial (integración vertical). Irónicamente, a día de hoxe, os costes de transacción explican a emerxencia da empresa rede (integración horizontal) e a produción autoorganizada. Porque as leis económicas non cambian pero o entorno no que se aplican sí: Internet provocou tal descenso nos costes de transacción que agora, irónicamente, a lei de Coase pódese ler de forma inversa:

“Las empresas deben replegarse hasta que el coste que supone realizar una transacción de forma interna no supere el coste que implica realizarla de forma externa. Los costes de transacción siguen existiendo, pero ahora suelen ser más onerosos en las empresas que en el mercado”.

 Sólo la hipótesis de que el cambio técnico evoluciona más rápidamente que el social y éste, más rápido que la programación mental de las gentes, parecería razonablemente asumible.

Con no ser mucho, esa componente deslavazada de una teoría general del cambio basta, sin embargo, para intuir que los desfases en los ritmos técnico, social y mental deben, forzosamente, someter a tensiones sin fin a los protagonistas del acontecer histórico.

Forzar las innovaciones técnicas del siglo XXI en esquemas de organización social característicos del siglo XIX, cuando las mentalidades no están todavía programadas para ninguno de los dos, sino para la Edad Media, es el objetivo concreto de la acción política.

— Eduardo Punset; XLSemanal, 23 sept 07

Modos de produción VS Modos de desenvolvemento

Un axitado vermouth faime recordar esta sutil pero imprescindible diferencia e escribir sobre ela. Porque ás veces é preciso pararse para aclarar concetos, e logo seguir avanzando con máis forza se cabe. Aquí vai un post de clarificación de concetos:

  • Modo de produción: conxunto de reglas que determinan a apropiación, distribución e usos do excedente.

Según Castells (prólogo de La Sociedad Red, Vol I), os modos de produción son:

la acción de la humanidad sobre la materia (naturaleza) para apropiársela y transformarla en su beneficio mediante la obtención de un producto, el consumo (desigual) de parte de él y la acumulación del excedente para la inversión, según una variedad de metas determinadas por la sociedad.
(…)
La producción se organiza en relaciones de clase que definen el proceso mediante el cual algunos sujetos humanos, de acuerdo con su posición en el proceso de producción, deciden el reparto y el uso del producto en lo referente al consumo y la inversión.

Seguindo en palabras de Castells, no século XX existiron 2 modos de produción dominantes:

  • Capitalismo: o excedente é controlado polos capitalistas (propietarios dos medios de produción) que orientan a produción hacia a maximización do beneficio, é dicir, á apropiación do excedente polos capitalistas.
  • Estatismo: o excedente é controlado polo aparato do estado (burócratas, apparatchiki, …) que orienta a produción á maximización do poder estatal, física (capacidade militar) ou ideolóxicamente (capacidade simbólica), co obxectivo de impor as súas metas a un maior número de suxetos.

Por outra banda, os modos de desenvolvemento son …

los dispositivos tecnológicos mediante los cuales el trabajo actúa sobre la materia para generar el producto, determinando la cuantía y calidad del excedente. Cada modo de desarrollo se define por el elemento que es fundamental para fomentar la productividad en el proceso de producción.

Sendo así, temos que no …

  • Modelo agrario: o aumento de produtividade reside no incremento cuantitativo da man de obra e recursos naturais (terra sobre todo) no proceso de produción.
  • Modelo industrial: a principal fonte de produtividade reside na introdución de novas formas de enerxía e a capacidade de descentralizar o seu uso durante os procesos produtivos.

Así, cando falamos de xeración de maior benestar debido ó modelo informacional, estamos a falar da relación entre a tecnoloxía e a sociedade, do modo de desenvolvemento. Éste, por suposto, pode configurar distintos mundos e sociedades posibles.

Progresistas: táctica e estratexia

Una persona de izquierdas cree en el progresismo -que podemos influir en la historia para mejorarla-, la solidaridad -una sociedad en la que nadie se queda fuera-, la igualdad -reducir las desigualdades es beneficioso para toda la sociedad-, la necesidad de proteger a los más vulnerables y la idea de que para lograr esos objetivos son necesarios el Estado y otras instituciones públicas.

Anthony Giddens: Modernizar la izquierda.

Ésa é a estratexia, polo que debemos apostar. Entendendo o progresismo como a creencia de que a situación actual é mellorable -en oposición ó conservadurismo, asumir a estratexia arriba descrita supón asimilar outro tipo de tácticas:

Muchos siguen pensando que su tarea fundamental es mantener a raya las fuerzas de la globalización, resistir frente a la americanización y conservar los sistemas de bienestar actuales tal como están, en vez de reformarlos.

Porén, a táctica supón coñecer o novo marco e retos no debate para mellora-lo benestar da sociedade: