¿Hacia un modelo distribuido de repositorios de software?

En el anterior post he tratado de mostrar lo ocurrido con la wikipedia y tendencias futuras de ese modelo. Ahora, toca imaginar si en el mundo del software puede ocurrir algo similar. De igual modo que la tendencia hacia la especialización de la wikipedia parece ser de dos tipos (contenidos locales, contenidos temáticos), la pregunta es … ¿podrían aparecer esas dos tipologías de repositorios? ¿Le sucederá a SourceForge lo mismo que a la Wikipedia?
Bien. Realmente esto ya está ocurriendo, aunque de manera aún distinta. Además de los grandes repositorios (sourceforge, freshmeat, berlios, …) empiezan a emerger otros cientos de repositorios. En España, por ejemplo ya tenemos varios: la pionera forja de la comunidad de Extremadura (forjamari), la de Andalucía, la de Galicia que se ha subido al carro hace poco(asociada al proyecto mancomún), etc. Pero no me confundáis, más allá de tratar el tema de la autonomización de las forjas en España, me interesa explorar el futuro de los repositorios de software.

Extrapolando en las mismas condiciones que para el caso Wikipedia, tendríamos:

  • Repositorios con contenidos locales (forjas autonómicas, regionales, … ). En este sentido sólo puedo imaginar la utilidad futura de estas forjas como repositorios por idiomas. Es decir, que por ejemplo, la forja gallega se especialice y se convierta en el lugar de referencia para encontrar los programas en gallego (además de en los respectivos sitios de los programas, claro).
  • Repositorios temáticos o identitarios. Es decir, especializados por los actores a los que va dirigido, por sectores profesionales, etc. Por ejemplo, sería muy útil un repositorio con todo el software adecuado a las necesidades de los ayuntamientos, o de las ongd; o por temática profesional (software de edición gráfica y video, soft de ingeniería civil, …).

Creo que esto puede ocurrir porque existen los incentivos (pero que pueda suceder no significa que necesariamente suceda; ni que suceda de la manera que he descrito).

Los incentivos existen porque poco a poco (a medida que el software libre va ganando terreno) se va haciendo necesaria la función de discriminar el producto/aplicación según las necesidades de cada actor específico.

Es claro que existen otras maneras de que se materialicen los incentivos… y también trataremos de hablar en breve de ellas. Pero volviendo ahora a la idea que propongo, sin duda, ésta mejoraría la experiencia del usuario: si muchos ayuntamientos se descargan un soft específico de contabilidad, éste será más adecuado para ellos que la descarga de otro soft cualquiera de SourceForge, ya que en el gran repositorio que es SourceForge no ha pasado el “filtro de la identidad” (o lo que es lo mismo: un programa de contabilidad para una gran empresa ubicada en diversos países del mundo no tiene porque ser el idóneo para un ayuntamiento de 30.000 habitantes).

Por supuesto, también tendría varios inconvenientes (fragmentación de contidos principalmente). Más ponderando costes/beneficios creo que son mayores las ventajas, por lo que es probable que la tendencia hacia la especialización también se imponga en los repositorios de software.

En un principio, descartaría los repositorios por tecnologías, es decir, repositorios para PHP, para aplicaciones Java, etc. No tienen ningún sentido de cara al usuario (que busca resolver un problema); y tampoco parece tener sentido si tenemos en cuenta la alta tasa de renovación tecnológica.

Queda la pregunta en el aire… ¿caminamos hacia la especialización de los repositorios de software?

Hacia las wikipedias distribuidas

En los últimos tiempos hemos estado viendo una tendencia bastante fuerte hacia un modelo distribuido de Wikipedias. Dejando de lado el debate sobre modernismo VS posmodernismo que eso conlleva, podemos hechar una mirada sobre estos sucesos y preguntarnos si los repositorios de software no pueden seguir un modelo similar.

Las primeras en dar este paso fueron las wikipedias identitarias: la de la serie Lost (lostpedia), la wikipedia freak (frikipedia), etc. Tiempo después, Alfredo Romeo y Sergio Gómez lanzaron el proyecto Cordobapedia (lueo también la Madripedia). Empieza así a tomar forma el concepto de de Locapedia. Más información: artículo presentado en la FreeSoftwareConference [PDF] – serie de artículos en Generación Red:

Posteriormente, se retoma el fenómeno de las wikipedias identitarias y se inicia un fuerte debate sobre el modelo wikipedia (principalmente desde el entorno ciberpunk español de esa época: David de Ugarte, Enrique Gómez, …). Y nace el término contextopedia.

Sienfo así, todo el movimento de especialización de la Wikipedia parece que se profundizará en los próximos años. Si tratamos de sistematizar lo ocurrido, parece que hubiese dos patrones claros:

Una vez comprendido el proceso, podemos preguntarnos si estos mismos movimientos no podrían ser extrapolados al mundo del software… y surgen algunas preguntas: ¿podrían aparecer esas dos (u otras) tipologías de forjas ou repositorios? ¿Le sucederá a SourceForge lo mismo que a la Wikipedia? Imaginemos que sí… entonces… ¿para qué actores hay espacio y qué incentivos existen para que suceda?

Modelos de negocio en Software Libre

Luego de algunas sesiones sobre los aspectos legales relacionados con el software y los distintos tipos de licencias, hemos tratado también en la asignatura de introducción los aspectos económicos que un proyecto debe tener en cuenta.

En aras de una mejor comprensión, se pueden diferenciar dos áreas principales:

Luego de leer algunos materiales y discutir algunos casos, se hizo un ejercicio que consistió en asociar cada uno de los modelos con algunas empresas muy conocidas. En la parte de financiación obtuvimos el siguiente mapa de conceptos (hechos con la aplicación VYM: ViewYourMind):
En resumen, los esquemas de financiación pueden categorizarse según ésta sea:

  1. Pública (modelo LinEx)
  2. Privada sin ánimo de lucro (modelo FSF)
  3. Mejoras específicas (modelo Wine-Corel)
  4. Venta de servicios relacionados (modelo O’Reilly)
  5. Inversión interna (que da lugar a diversos modelos de negocio)
  6. Otros: marketplace (modelo SourceForge), donaciones, bounties (eventos que tratan de incentivar la creación de código libre)…

Por otra parte, en cuanto a los modelos de negocio, también realizamos nuestro mapa de conceptos con empresas conocidas:

Este esquema lo realizamos según la clasificación de Hecker (página personal), uno de los artífices de la liberación del código de Netscape y que actualmente trabaja para la Fundación Mozilla. Según Hecker se pueden diferenciar los siguientes modelos de negocio (que difieren un poco por los identificados en los materiales del curso):

  1. Venta de soporte y servicios asociados (modelo Ubuntu)
  2. Loss leader (venta de productos propietarios asociados al libre, modelo Ximian-Exchange)
  3. Venta de hardware (modelo Nokiamaemo)
  4. Venta de servicios (modelo google)
  5. Venta de marca (venta de derechos de uso, formación; modelo MySQL)
  6. Franquiciado de la marca (certificaciones, partners; modelo RedHat, MySQL)
  7. Sell it, Free it (modelo GNAT)
  8. Venta de productos relacionados (modelo O’Reilly)

A pesar del enfoque académico de este post, es evidente que los modelos no son estancos, que las empresas pueden usar varios de forma simultánea. El típico caso sería el de MYSQL que vende servicios (consulting, support), marca y franquiciado.

Con este post espero haber introducido los aspectos económicos de un proyecto libre. Evidentemente, no todo son facilidades… y sin embargo, el ecosistema de negocio generado por la filosofía open source es muy rico y variado.

Estado-nación como estructura fallida

Vimos dun mundo onde o Estado-Nación era a fonte de poder e identidade, a fonte principal de xeración de benestar. Pero a estrutura chirría e xa non é suficiente para dotar de benestar ós individuos que a compoñen e responder ós desafíos da aldea global. Hai tempo que as súas fronteiras se quedaron pequenas.

A súa función é aínda necesaria, mais a súa configuración actual non. As alternativas son:

  • Inventar mecanismos que traten de reactivar o poder das estruturas pensadas territorialmente.

A miña posición é clara para os que ledes de forma habitual o blog: unha deconstrución creativa é necesaria, igual que outro mundo é posible, pero sin os dogmas conservacionistas dalgúns sectores antiglobis. Tratarei agora de argumentar por qué non é adecuada unha estratexia conservativa e temos que optar pola progresista.

A organización social actúa en dous planos:

  • Na creación de identidade
  • Na xeración de riqueza

Unha determinada estrutura social (os estados-feudais, os estados-nación, as comunidades nómadas, …) xurden nun contexto histórico dado debido a que son as organizacións óptimas para a función para a que foron creadas: crear o maior benestar posible para os individuos que a conforman.

Pero a identidade xa é global e o Estado-Nación non ten os medios para evitalo nin reinventarse. Tamén a xeración de riqueza se estrutura nun proceso alén das fronteiras territoriais.

Así, si entendemos que a identidade dos estados se construía principalmente a partir das dúas ferramentas seguintes..

  • os medios de comunicación
  • o sistema educativo

.. debemos plantexarnos qué ocorre nun mundo de micronichos, no que a información consumida por cada individuo xa non se basa nun menú estatal, senón global. Do modelo mass-media ó modelo mis-medios.

Pero tamén o sistema educativo (como último bastión da identidade) sufre as consecuencias do novo mundo: choques culturais e reformas apremiantes (máis alá do estéril debate sobre educación para a cidadanía). Debemos pensar cómo se configura a identidade nun mundo no que o modelo educativo mesmo se pon en dúbida e se debe adaptar a novas condicións alén das fronteiras estatais (por exemplo: proceso de Boloña).

A pregunta é .. ¿qué poder simbólico lle queda ó estado?

Xa non é posible configurar unha identidade nacional forte cando estudiamos parte das nosa carreira no extranxeiro e temos amigos de tódolos países; cando compramos produtos en Amazon que nos envían dende Norteamérica ou China; cando os nosos espacios de socialización xa non se entenden en relación ó territorio (messenger, correo-e, comunidades virtuais temáticas, …).

No tocante á creación de riqueza xa non queda moito que dicir. Simplemente o estado non ten o poder suficiente para mediar entre os conflitos de intereses público-privados e as relacións comerciais se realizan con persoas e empresas de múltiples territorios.

Por isto, a miña aposta é pola deconstrución creativa. E faise necesario seguir este debate: Das nacións ás redes.

Conectarse ós foros mundiais de debate

É unha idea manida que na Sociedade da Información o principal non é a túa situación xeográfica nin as economías de escala que permite a existencia dun gran país (de feito enaxénanse esas vantaxes fronte a flexibilidade do pequeno). O importante reside en conectarse ós fluxos mundiais de comercio, innovación e debate.

Nos últimos tempos, en Galicia, estanse a dar pasos interesantes neste sentido. O que vou a comentar é a iniciativa Pobre Mundo Rico, levada a cabo polo Clube Internacional de Prensa. Máis alá das necesarias críticas, é un proxecto que me gusta. Principalmente porque trata de achegar a Galicia debates sobre cooperación que non se están dando. Pero tamén porque non se limita a traer de fóra para que aprendamos. Tamén integra no seu interior a ponentes internos.

Por exemplo, no eido do enfoque de xénero as representantes de IND tiveron voz no evento (probablemente a ONGD galega que máis trate este tema) e no tocante a servicios básicos falou ESF (probablemente a ONGD galega que máis teña traballado este discurso).

Esta sinerxia entre axentes internos e externos é a precisa para que exista aprendizaxe mutuo, e non se quede a iniciativa nun “Benvido Mr. Marshall“. De tódolos xeitos, ten moitas cousas criticables.

Si ben é certo que non é éste o único foro deste estilo en Galicia. O ano pasado chamoume a atención o foro Os sentidos das culturas, polo que pasaron grandes pensadores. E en breve, tamén no marco do Consello da Cultura, realizarase o foro Medios de comunicación e identidade (vía NovosMedios). Éste último recolle algunhas das inquietudes nas que levaba tempo pensando (todo ahi que dicilo, a raíz do curso de verán organizado polo mesmo grupo de Novos Medios)… e creo que me vai dar a oportunidade de escribilas.

En la TechBusinessWeek: poder hacer cosas

En la TechBusiness Week, también estuvo presente Jesús Rubio, de la Dirección General de Telecomunicaciones y SI de la Junta de Extremadura.

Desde un principio explicó su experiencia como pioneros en utilizar el software libre en su comunidad y sus razones, que eran principalmente 2: costes y soberanía (algo de lo que ya llevamos tiempo hablando, aunque siempre imponga que te lo recuerden los protagonistas):

Además de eso, explicó diversas iniciativas:

De su ponencia rescato la explicación de la importancia del software libre (la transcripción que sigue no es literal):

En Extremadura, con la apuesta por el Software Libre nos dimos cuenta de nuestra realidad. Había personas que querían hacer cosas. Había personas que sabían hacer cosas. Pero esas personas no podían hacer cosas. Ahora, el modelo asociado al software libre les deja hacerlas.

Porque tener tan claro dónde encaja el modelo y decirlo con esa claridad es garantía de éxito.

En la TechBusiness Week: paradigmas disruptivos

Hoy he estado en la sesión matinal de la TechBusiness Week invitado por Javi Vázquez.

He llegado tarde a la presentación de Antoni Saldaña, por lo que no podría hacer un resumen explicativo. Sin embargo, la de Javi me la he visto entera y -a pesar de lo que él diga- me ha gustado el enfoque disruptivo que le ha dado.

Castells, cuando explica en qué consiste la novedad de la sociedad red y la era de la información respecto a lo anterior (sociedad industrial), utiliza el mismo concepto, aunque desde otras fuentes. En la obra de Himanen, La ética hacker y el espíritu de la era de la información [PDF], Castells escribe un epílogo sencillamente maravilloso donde expone las tesis de Khun sobre el cambio disruptivo.

Básicamente, el argumento que Khun desarrolla en su Estructura de las revoluciones científicas es que el paradigma científico normal es capaz de integrar en su interior pequeñas anomalías hasta que son tales las contradicciones a las que debe enfrentarse, que se da un salto cualitativo y emerge un nuevo paradigma científico.

Una vez explicado esto, Castells dice:

El proceso de transición histórica avanza con la absorción de las formas sociales precedentes por las nuevas y emergentes, de modo que las sociedades reales son considerablemente más confusas que los modelos que construimos con fines heurísticos.

¿Cómo sabemos que un paradigma dado (por ejemplo, el informacionalismo) es dominante respecto a otros (por ejemplo, el industrialismo)? La respuesta es sencilla: por su rendimiento superior en cuanto a acumulación de riqueza y poder.“

Y ésa es la clave de la charla de Javi Vázquez. Una vez asumido que el modelo propuesto por el software libre es disruptivo, la necesidad de abrazarlo como motor de riqueza es ineludible. Porque como hablamos hace algunos meses:

“Lo que estamos a defender es una sociedad basada en el conocimiento como actividad económica principal. Una sociedad que desarrolle su calidad de vida, su bienestar, alrededor de la explotación de ese conocimiento, de la innovación y la colaboración sobre él.

Y el software libre es una herramienta que, de forma natural, se integra con ese objetivo, se alinea con esa estrategia para alcanzarlo, porque responde a esa fórmula de colaboración y de trabajo.

No es una cuestión de defender el software libre, sino de defender una sociedad basada en el conocimiento.

Éso es exactamente lo que defendemos: poder hacer cosas, poder crear riqueza.