IS11S04: contratos de software, decadencia estatal y mapas

Se aprueba en España la ley Biden-Sinde y la 3ª reforma de las pensiones con una urgencia que es difícil entender y compartir. Reflexiones sobre cómo gestionar proyectos de software y un paper que correlaciona el PIB con la cantidad de luz vista desde el espacio exterior.

Hablamos en anteriores informes de las reforma de las pensiones y de la ley biden-sinde. Esta semana se han aprobado las 2. La aprobación de ambas simboliza lo peor del estado, una muestra de la concentración de poder en España: además de bipartidismo político, existe también el bipartidismo sindical. Ahora, más que nunca, el voto a partidos pequeños fuertes es lo único que nos abre las puertas al ámbito de influencia en las cortes.

Negociación de contratos en proyectos de software: esta semana, a través de Mary Poppendieck, he llegado a un interesante enlace donde se discute las ventajas de fijar tiempo y precio a la hora de gestionar un proyecto de software con un cliente. Evidentemente esto obliga a dejar el alcance de las funcionalidades flexible. Lejos de ser un problema, me parece que es la práctica habitual en un proyecto de software. Su reflejo: la discusión cliente-proveedor por ver qué funcionalidades estaban o no en el contrato. Como lectura complementaria, recomiendo leer el paper del IEEE Who killed the Virtual Case File?, un caso de estudio donde se describe el fracaso de un sistema de gestión de información diseñado para el FBI. Ambos enlaces interesantes a la hora de valorar qué variables fijar a la hora de hacer un proyecto: el tiempo, el coste o la funcionalidad? Cómo enfocar la gestión de los clientes? Una de las normas que creo que deberíamos aplicar sería la que apunta Higgins:

“Well, lesson No. 1 of project management: faster, cheaper, better. Pick two, but you can’t have all three.”

Para finalizar, 2 visualizaciones interesantes:

Información geográfica: creación de contenidos en comunidad

Donde se discute el proyecto OpenStreetMap como la iniciativa de referencia en producción de información geográfica en comunidad. ¿Tiene el proyecto niveles de cobertura similares a Google Maps? ¿Es la calidad de sus datos aceptable?

Cómo se produce información geográfica?

Venimos de una época donde la costumbre era que los productores de información fuesen el gobierno o grandes empresas. La producción de información geográfica requiere en general grandes recursos y formación y sólo agentes de grandes dimensiones podían tener lo que hacía falta para abordar una inversión similar: recoger información en campo, validarla, introducirla en un Sistema de Información Geográfica. Todo ello cuesta mucho tiempo y dinero.

Sin embargo, la primera década del siglo XXI nos ha mostrado una manera muy diferente de enfrentarse al problema: el community mapping, contenidos generado por el usuario o volunteering geographic information. Si bien este movimiento hacia la producción en comunidad, ha explotado antes en otros lugares -el mundo del software libre, proyectos como la wikipedia, etc- el mundo de la información geográfica tiene ya un claro referente: Open Street Map, un proyecto que nació para crear y compartir datos libres, la wikipedia de los mapas. Creado en 2004 por Steve Coast -por aquel entonces un estudiante de informática- tiene hoy millones de usuarios y una amplia cobertura mundial.

En palabras del propio Coast:

si yo creo el mapa de mi zona, tú el de tu zona, etc … juntos creamos el mapa del mundo completo

(Disculpad el sonido horrible, el video lo grabamos en la cafetería. Gracias Iván por trabajar luego con los subtítulos!)

Pero … puede OSM competir con las grandes instituciones?

Pues en eso está. A nivel cobertura, se puede decir que en las grandes ciudades hace ya competencia a un gigante como Google. Superándolo en ciertas capitales, como se puede ver en este mapa de cobertura mundial (los círculos rojos son de Google Maps, los amarillos de OSM):

 

Más info sobre cobertura:

El siguiente reto es verificar la calidad de los datos. Construyendo la analogía con otros proyectos similares de comunidad, se podría sugerir que la calidad dependerá del número de voluntarios que trabaje en un mismo área. La ley de Linus. Pero, ¿es esto cierto? Recientemente, ha sido publicado un interesante paper sobre el tema. La serie de investigaciones realizadas tratan de responder a la pregunta… ¿cuántos voluntarios hacen falta para mapear con calidad un área?, es decir, tratan de cotejar la Ley de Linus en el ámbito de los mapas. Los resultados: para un área de cobertura de 15 voluntarios por kilómetro cuadrado, el error posicional es menor a 6 metros. Lo que nos sugiere que a medida que se una más gente al proyecto y se democratice, OSM se consolidará como alternativa a Google Maps en cobertura y calidad.

Lo que es claro es que la producción en comunidad se consolida cada vez más como un sistema de producción más allá de la empresa o el mercado. Software, contenidos enciclopédicos, redes sociales, información geográfica, … es sólo el principio!

IS11S03: 3 retrospectivas y un horóscopo

Luego de un año de la compra de Sun por Oracle revisamos a dónde han ido los ingenieros de Sun y cuál es el estado de los proyectos de Software Libre que ésta impulsaba. El informe semanal de hoy habla también del décimo aniversario de la wikipedia y del movimiento agile. Para finalizar una infografía del horóscopo.

De la educación, por Ken Robinson e Isaac Asimov

¿Cómo educamos a la siguiente generación de estudiantes si no sabemos cómo será el mundo en 10 años? ¿Un modelo educativo diseñado para las necesidades de la era industrial es todavía válido ? ¿Cuál será el impacto de internet en la educación? El post presenta las reflexiones de Ken Robinson e Isaac Asimov sobre esas preguntas.

La problemática: un sistema educativo diseñado para la era industrial en un mundo diferente

Ken Robinson es uno de los más reputados críticos con el sistema educativo actual. Sus charlas -además de muy graciosas- son muy claras. En este famoso video en TED explora el concepto de “Cómo educamos a la siguiente generación si no tenemos ni idea de lo que ocurrirá en 10 años? Cómo fomentamos su creatividad?” El argumento de Robinson viene a decir que la escuela no fomenta los diversos tipos de inteligencia y creatividad, sino todo lo contrario.

Un buen complemento a la anterior es esta otra, donde se hace explícita la crítica al modelo de educación industrial:

La educación en la era de internet

Es claro que internet tendrá un rol importante en la educación. No he encontrado grandes referencias o proyectos que me hayan llamado la atención en este sentido, pero sí un video de Isaac Asimov (de los 80!!) que presenta sus ideas sobre un sistema de conexión global (internet) en la educación. Un video donde están ya presentes conceptos como el aprendizaje continuo, el rol de los sistemas de educación basados en las necesidades del alumno y la potencia de los sistemas de educación a distancia.

In the old days, you used to hire a tutor or pedagogue to teach your children. And if he knew his job, he could adapt his teaching to the tastes and abilities of the students. But how many people could afford to hire a pedagogue? Most children went uneducated. Then we reached the point where it was absolutely necessary to educate everybody. The only way we could do it was to have one teacher for a great many students, and to give the teacher a curriculum to teach from. But how many teachers are good at this? As with everything else, the number of teachers is far greater than the number of good teachers. So we either have a one-to-one relationship for the very few, or a one-to-many for the many. Now, with the computer, it’s possible to have a one-to-one relationship for the many. Everyone can have a teacher in the form of access to the gathered knowledge of the human species.

IS11S02: monográfico internet y el mundo cultural

¿Cuánto ganan las páginas de descargas? ¿Qué temas se debaten en una cena entre la ministra Sinde y las élites culturales españolas? ¿Existen iniciativas para publicar libros, películas que cuenten con internet y sean rentables? Este informe semanal parece que me ha salido monográfico: de internet y el mundo cultural.

El contexto: poca oferta y élites fuera de la realidad social

¿Cuánto ganan las páginas de descargas? Por Ignacio Escolar:

una enorme parte de la responsabilidad de que existan páginas como ésta la tiene la torpe industria del copyright, que no ofrece en España alternativas en Internet que permitan recompensar a los creadores de esas obras.En Estados Unidos, entre las 20 webs más vistas, no aparece nada parecido a Seriesyonkis, pero sí está Netflix. No es un negociete de dos estudiantes, es una empresa que cotiza en el Nasdaq. Ofrece un servicio de alquiler de DVDs que te mandan a casa y también un enorme catálogo de películas online a la carta por streaming a cambio de un abono mensual bastante asequible: sólo 7,99 dólares al mes.

En España, a falta de una oferta mejor, hay quien paga diez euros al mes… a Megavideo.

No os perdáis tampoco el artículo de Amador Fernández-Savater, La cena del miedo, el resumen de una cena con la ministra Sinde y acólitos del mundo cultural español. Creo que resume muy bien el estado mental de una generación de élites culturales que se ve superada por la realidad:

Si yo me atocino la tarde del domingo con mi novia en el cine viendo una peli cualquiera, estoy valorando la cultura porque pago por ella. Y si me paso dos semanas traduciendo y subtitulando mi serie preferida para compartirla en la Red, no soy más que un despreciable consumidor parásito que está hundiendo la cultura.

Coda: la oferta para consumir cultura es mucho menor que la demanda, quedan muchas opciones por explorar. Existe una élite cultural en España que se resiste al cambio. El crecimiento y formación de esta élite se forjó en los 80: su modelo es el de la televisión (“yo hablo, tú puedes elegir el canal donde escuchas”) no el de internet (“oye, y si traducimos un libro al gallego?“). La reconversión del sector será dura: nosotros ya no nos conformamos con plástico.

Iniciativas interesantes y rentables que exploran el uso de internet

Mark Pilgrim postea sobre su experiencia de publicar libros en la web previamente a ser editados en papel:

I write free books and people buy them. It works out surprisingly well.

La «Colección Biblioteca de las Indias». Luego de su experiencia publicando en dominio público con la Colección Planta 29 se lanzan con esta selección con un modelo editorial característico.

Nuestro modelo se basa en facilitar la relación directa entre autores y lectores.

Aprovecho también para hablar del proyecto filmin, un videoclub online, que sirve video bajo demanda. (Por fin video de calidad en versión original!!). Me gusta mucho el proyecto: un catálogo bastante amplio con pelis conocidas. De lo mejorcito que he visto en interacción web y organización de contenidos.

No todo el cine que se rueda puede estrenarse en salas comerciales, no todo lo que se estrena en salas comerciales llega a verse. Por eso nace filmin.

Coda: No pretende ser éste un catálogo de ningún modo exhaustivo sobre modelos de negocio en internet. De hecho es probable que no sean ni siquiera las más interesantes. Ancha es Castilla y más internet. Por favor, busquen, busquen! Simplemente he rescatado 3 historias que para mí son relevantes, que vienen de gente que respeto. Además ellos han tenido valor para crear algo diferente. Sólo por eso merecen ser nombrados.

Actualización 18 enero: fran me recomendó meter en la lista Spotify, por varias razones. La verdad es que es un olvido imperdonable y sin duda se merece estar.

De los Sistemas de Información Geográfica: 2 videos imprescindibles

La primera joya es un video de 1967, hecho por el equipo de Roger Tomlinson, como video-promoción para obtener financiación estatal e implementar el 1er SIG en Canadá. El segundo, de Michael Goodchild, donde habla de contenidos generados por la comunidad y análisis espacial.

El primero de ellos es el famoso “Data for decision” de Roger Tomlinson -comunmente conocido como el padre de los SIG. Durante 7 minutos, el mini-documental presenta qué es un SIG y para qué vale.

Data for decision fue realizado en 1967 con el objetivo de conseguir financiación estatal para el primer SIG de Canadá. Me sorprendió ver cómo 40 años después se mantenía igual de didáctico, fresco… y, bueno, es cierto que tiene su puntito retro ver los efectos con que adornaron el video en los 60 😀 El documental se ha publicado en 3 partes, aunque la primera es sin duda la mejor.

El segundo, un poco más avanzado, es una charla de Michael Goodchild en la National Science Foundation. El video es útil para comprender cosas como Open Street Maps -la producción de información geográfica en comunidad– y las bases del análisis geográfico con una de las personas que más ha impulsado su desarrollo.

  • Durante los primeros 15 minutos Goodchild presenta las bases de la generación de información geográfica por la comunidad (también conocido community-mapping, volunteered geographic information, …). Lo explica de un modo sencillo, claro, sin pretensiones ni rodeos.
  • Del minuto 15 al 25, explica varios ejemplos de casos de emergencia donde esta aproximación tiene grandes beneficios.
  • Termina el video centrándose en explicar conceptos clave de análisis geográfico con casos de ejemplo muy claros.

Tanto Tomlinson como Goodchild son muy buenos comunicadores y eso se nota en los videos. Y bueno, sobra decir que tienen un gran conocimiento de los SIG!

IS11S01: genéricos, pensiones y caciquismo

El primer «informe semanal» del año. La Xunta de Galicia trata de incentivar los genéricos, un repaso a la reforma de las pensiones y una historia de caciquismo en el siglo XXI.

El primer informe semanal de 2011 viene intenso!

censo2001

  • El caciquismo en España en el siglo XXI: Jesús Alonso, uno de los empresarios más importantes de Galicia y ex-alcalde por el Partido Popular en Boiro ha dicho en la cena de navidad de una de sus empresas que “se irá de Boiro si el bipartito (BNG + PSOE) gana las elecciones municipales de Mayo”. Durante la cena, animó a la gente a que votase al Partido Popular, al fin y al cabo: “Si las cosas marchan mal, muchos de vosotros perderíais los puestos de trabajo”.

Traducción de un libro a 12 manos: los inicios (I)

De cómo traducimos al gallego el libro “Producing Open Source Software”, de Karl Fogel. Los primeros pasos.

Estos días estamos cerrando el proyecto poss-gl: tenemos nueva web y los libros impresos están de camino. Ha sido un año y medio donde 12 personas hemos colaborado en distintas fases de la traducción al gallego del libro “Producing Open Source Software”, de Karl Fogel. El grupo nunca antes había trabajado junto y muchos no se conocían entre sí. Ésta es la historia de cómo nos organizamos para traducir un libro a 12 manos.

Los inicios: herramientas y procesos de participación

De los inicios, recuerdo una pregunta que iba y venía siempre en las conversaciones: “y cómo lo organizamos para que sea sencillo colaborar?“. Cuando ideamos el proyecto, teníamos claro que no podíamos hacerlo sólos y que necesitaríamos colaboración. Pero ésta tenía que ser ordenada: por nuestra cabeza, como una pesadilla, navegaba la imagen de un documento de texto con múltiples versiones enviado de un correo a otro entre cada uno de los traductores. Por suerte, teníamos experiencia trabajando al modo del software libre, con procesos y herramientas de comunidades virtuales. Y decidimos intentarlo.

  • Para empezar, partimos de una buena materia prima: el autor original del libro, Karl Fogel, lo había troceado previamente en capítulos y formateado en XML, lo que nos permitía adaptarlo automáticamente a nuestras propias necesidades.
  • Tomamos la decición de que el formato PO fuese la unidad base sobre la que trabajaríamos, aunque daríamos soporte al menos también para archivos ODT (para aquellos traductores que deseasen usar openoffice en vez de las herramientas de traducción habituales en el mundo del software libre) .
  • Decidimos que centralizaríamos los avances del proyecto en un repositorio central de información, de cara a evitarnos la pesadilla de los mails cruzados.
  • Lo anterior, de algún modo nos empujó a crear el rol de integrador: la persona técnica que ayuda a los traductores a integrar su trabajo en el repositorio central (por ejemplo, pasando de ODT a PO) y se encarga de mantenerlo actualizado. Imaginamos que no todos los traductores tendrían experiencia en el trabajo con repositorios, así que nos parecía lo más adecuado de cara a garantizar que en el proyecto participase gente del mundo de la traducción y no sólo programadores del mundo del software libre.
  • Posteriormente, trabajamos por portar a windows la herramienta gtranslator, que permite la edición sencilla de archivos PO. Aunque todos nosotros trabajamos con sistemas GNU/Linux, no queríamos cerrar la puerta a otra gente. También creamos un sencillo manual de usuario para hacer más fácil los comienzos.
  • Consideramos que una de las cosas importantes era poder ver la evolución del proyecto, los avances. Tanto para alguien que se interesara desde fuera, como para nosotros mismos, como aliciente. Para ello, creamos una web sencilla donde se podía vez el estado de completitud de cada capítulo. Con un pequeño programilla, de modo automático, extraíamos la información de los archivos PO y la publicábamos en web. Era realmente motivador ver cuándo un capítulo se acababa 🙂
  • Necesitábamos además una herramienta de comunicación para todo el grupo, nuestra “ventanilla única”: para ello instalamos una lista de correo a la que estaban suscritos todos los traductores. Nuestra idea era que sirviese como foro de dudas, comunicación de quien estaba haciendo qué, etc.

Cuando acabamos de hacer todo esto era casi Septiembre de 2009. Teníamos el proceso para colaborar y las herramientas listas. Dividimos el libro por capítulos y empezamos a publicitar el proyecto por algunas listas de correo “amigas”. Tocaba empezar a traducir.

IS10S52: gasto público, conciertos y optimismo

El último informe semanal del año 2010: reflexiones sobre el gasto público (y a dónde va!), la industria musical y los conciertos, un texto de optimismo para empezar el 2011.

Y aquí el informe de la última semana del año 2010: