in All, Español

Bienestar, belleza y bluetooth

Radiografía introductoria del sector wearable –o computadoras de vestir– que trata de entender cómo son los productos que están llegando al mercado hoy día.

De anillos y relojes

abacus_ringUno de los primeros wearable registrado fue un anillo con ábaco incluido, que se estilaba entre la aristocracia china alrededor del año 1600 – se supone que con fines comerciales. En paralelo, en Europa se desarrollaba el reloj de bolsillo, que no tenía interactividad pero igualmente era exclusivo de la alta sociedad.

A partir de entonces, la llegada de otros wearables al mercado se estanca más o menos 3 siglos, hasta bien entrado el siglo XX. Más allá de la popularización de los relojes de pulsera, es entonces cuando se introducen novedades en el ámbito militar (cascos infrarrojos, etc) para ir saltando posteriormente a otros sectores con predisposición al gasto en complementos como el fitness o la industria del videojuego: toda una anticipación de la nueva revolución industrial y ejemplo de manual de los nuevos mercados que habilita la reducción de la escala de producción. Sin embargo, a pesar de las grandes promesas, el mercado de masas se mantiene más o menos ajeno a esta tendencia, excepto por el eterno candidato a ser the next big thing: el «smart watch».

La historia del «smart watch» sirve como metáfora de un sector atrapado en la trampa de las escalas que, desde los 80, lucha por vendernos «smart watches» y no ha conseguido ofrecernos cosas realmente innovadoras, que deseemos comprar y vestirnos más allá de mp3 e ipods. Luego del boom de los relojes Seiko en los 80 y 90 compatibles con varios ordenadores, no es hasta la entrada del nuevo siglo que vemos una nueva propuesta: la de Microsoft con la iniciativa SPOT que, en 2003, incluye también un reloj. Ninguna de estas propuestas cala realmente y, a finales de la década, en 2009/2010, empresas como Samsung o Sony insisten empezando a sacar al mercado nuevos relojes que conectan con el incipiente mundo de la movilidad (móviles con acceso a datos y tarifas razonables). Para 2012, con la irrupción de Pebble, la tecnología y el mercado están maduros para que el reloj se conecte masivamente con el mundo multimedia del móvil y el 3G. La llegada de Apple a este sector, en 2015, no es para nada innovadora ni aporta nuevo valor añadido, más allá de protegerse de la competencia en un sector -dicen- a punto de explotar. De todos ellos, probablemente sea Google con sus gafas el más atrevido, aunque todavía nadie sabe muy bien para qué valen y cómo se comportarán en el mercado de masas.

La venganza de los pequeños

La irrupción de Pebble, además de dar la alerta a los grandes, ha servido también para hacer creer a los pequeños, ha funcionado como el pistoletazo de salida del renacimiento del hardware. Aunque no era más que otro reloj, lanzaba varios mensajes:

  • A nivel producción, se hizo evidente que la tecnología y relaciones comerciales permitían ya a una PYME con un equipo pequeño salir al mercado global y competir con los grandes: pequeña escala, gran alcance.
  • A nivel venta, visibilizaba como ningún otro proyecto que un mercado tan saturado como el de complementos, estaba abierto a la creación de tendencias desde abajo, apoyados por una generación que entiende el consumo como una herramienta más de personalización y activismo.
  • A nivel financiación, los 10 millones de dólares conseguidos a través de kickstarter, gritaban: ¡podemos prescindir de Sillicon Valley!, nos dimos cuenta de que es posible financiar un producto sin perder el control de la empresa.

Desde entonces han pasado un par de años y el nuevo mundo industrial no se ha hecho esperar, tenemos ya miles de ejemplos. Como era de esperar, los gigantes llegan tarde, y la segunda generación de «wearables de los pequeños» nos ofrece un catálogo más amplio e innovador que lo que podemos obtener de los grandes, aunque todavía muy poco disruptivo.

Bienestar, belleza y bluetooth

hush arki khushi

Hay 3 vectores que definirían uno de los principales sectores de avance de los «wearables de los pequeños»:

Así pues, hoy día, en los «wearables» que están llegando a mercado, vemos un mundo distinto al de la ubicuidadque usa el móvil como proxy hacia la red y tiene como acicates comerciales el bienestar y la belleza. Nada todavía realmente rompedor, pero que apunta vectores donde la ubicuidad y sus retos asociados (privacidad, propiedad intelectual, etc) estará en juego.

Leave a Reply

  1. Gran análisis! coincido en la triada de elementos que marcarán el desarrollo de los «wearable» y no tan «wearable». La invisibilización de la tecnología por un lado de la mano de la ubicuidad y el uso de complementos tekis con los que te sientes guapo parecen un sueño cada día más cercano 😀

    • Gracias indianos! Aunque seguro hay alguien haciendo conectividad entre dispositivos autónomos aún no lo he encontrado y no parece que esté ya en mercado.

  2. Es curioso, con esto de los “wareables” tengo la sensación de que llegan tarde y no se ha seguido el camino más natural. El móvil es un elemento que hoy en día es ya parte de nuestro vestuario, un complemento imprescindible.

    Sin embargo cuando iniciamos el proceso de asimilarlo como tal, era un elemento extraño. Un objeto fijo que estaba siempre en casa y que de repente empezábamos a cargar a todas partes. En su momento me hubiese parecido más natural un proceso donde de repente esa tecnología que hoy tenemos a disposición en el móvil se fuese incorporando a cosas con las que ya estábamos habituados a vivir como el reloj, las gafas…

    Soy escéptico con el boom de los “wareables”, precisamente porque como comentas no encuentro una utilidad real en la vida diaria a esas tecnologías en unas gafas o en un reloj, sí para usos concretos. Pero ahora que el móvil ya es parte de nuestra vida diaria y toda esa tecnología la tiene integrada, se me hace difícil ver que me aportan como novedad.

    • mmm, bueno, ahora mismo se están gastando decenas de millones en wearables. Creo que lo que toca no es discutir si hay o no mercado, sino identificar las oportunidades que hay para las PYMES en él.

Webmentions

  • 5 pasos para una navidad de la abundancia en 2016 | No sólo software 30 November, 2014

    […] árboles de navidad controlados por arduino, una serie de postales sobre la abundancia navideña, broches para vestir durante las cenas, etc. Las posibilidades son infinitas! Al igual que infinitas las […]

  • FEED15DAG | No sólo software 30 November, 2014

    […] 2 horas. A nuestro grupo le tocó diseñar la interfaz e interacción de un wearable, al que ya le tenía ganas! Es imposible describir lo que uno aprende de colaborar con maestros del diseño y recibir feedback […]

  • Lecturas y enlaces interesantes del mes – 12/14 | El Dharma y esas cosas 30 November, 2014

    […] Bienestar, belleza y bluetooth | No sólo software […]

  • Lecturas interesantes del 28 de noviembre de 2014 30 November, 2014

    […] Bienestar, belleza y bluetooth Radiografía introductoria del sector wearable -o computadoras de vestir- que trata de entender cómo son los productos que están llegando al mercado hoy día. […]