in All, Español

IS11S02: monográfico internet y el mundo cultural

El contexto: poca oferta y élites fuera de la realidad social

¿Cuánto ganan las páginas de descargas? Por Ignacio Escolar:

una enorme parte de la responsabilidad de que existan páginas como ésta la tiene la torpe industria del copyright, que no ofrece en España alternativas en Internet que permitan recompensar a los creadores de esas obras.En Estados Unidos, entre las 20 webs más vistas, no aparece nada parecido a Seriesyonkis, pero sí está Netflix. No es un negociete de dos estudiantes, es una empresa que cotiza en el Nasdaq. Ofrece un servicio de alquiler de DVDs que te mandan a casa y también un enorme catálogo de películas online a la carta por streaming a cambio de un abono mensual bastante asequible: sólo 7,99 dólares al mes.

En España, a falta de una oferta mejor, hay quien paga diez euros al mes… a Megavideo.

No os perdáis tampoco el artículo de Amador Fernández-Savater, La cena del miedo, el resumen de una cena con la ministra Sinde y acólitos del mundo cultural español. Creo que resume muy bien el estado mental de una generación de élites culturales que se ve superada por la realidad:

Si yo me atocino la tarde del domingo con mi novia en el cine viendo una peli cualquiera, estoy valorando la cultura porque pago por ella. Y si me paso dos semanas traduciendo y subtitulando mi serie preferida para compartirla en la Red, no soy más que un despreciable consumidor parásito que está hundiendo la cultura.

Coda: la oferta para consumir cultura es mucho menor que la demanda, quedan muchas opciones por explorar. Existe una élite cultural en España que se resiste al cambio. El crecimiento y formación de esta élite se forjó en los 80: su modelo es el de la televisión (“yo hablo, tú puedes elegir el canal donde escuchas”) no el de internet (“oye, y si traducimos un libro al gallego?“). La reconversión del sector será dura: nosotros ya no nos conformamos con plástico.

Iniciativas interesantes y rentables que exploran el uso de internet

Mark Pilgrim postea sobre su experiencia de publicar libros en la web previamente a ser editados en papel:

I write free books and people buy them. It works out surprisingly well.

La «Colección Biblioteca de las Indias». Luego de su experiencia publicando en dominio público con la Colección Planta 29 se lanzan con esta selección con un modelo editorial característico.

Nuestro modelo se basa en facilitar la relación directa entre autores y lectores.

Aprovecho también para hablar del proyecto filmin, un videoclub online, que sirve video bajo demanda. (Por fin video de calidad en versión original!!). Me gusta mucho el proyecto: un catálogo bastante amplio con pelis conocidas. De lo mejorcito que he visto en interacción web y organización de contenidos.

No todo el cine que se rueda puede estrenarse en salas comerciales, no todo lo que se estrena en salas comerciales llega a verse. Por eso nace filmin.

Coda: No pretende ser éste un catálogo de ningún modo exhaustivo sobre modelos de negocio en internet. De hecho es probable que no sean ni siquiera las más interesantes. Ancha es Castilla y más internet. Por favor, busquen, busquen! Simplemente he rescatado 3 historias que para mí son relevantes, que vienen de gente que respeto. Además ellos han tenido valor para crear algo diferente. Sólo por eso merecen ser nombrados.

Actualización 18 enero: fran me recomendó meter en la lista Spotify, por varias razones. La verdad es que es un olvido imperdonable y sin duda se merece estar.

Leave a Reply

Webmentions

  • IS11S04: contratos de software, decadencia estatal y mapas - No sólo software

    […] en anteriores informes de las reforma de las pensiones y de la ley biden-sinde. Esta semana se han aprobado las 2. La aprobación de ambas simboliza lo peor del estado, una […]