in All, Español

Los culpables de la deuda

En La deriva desinformativa de la deuda, José Ignacio Goirigolzarri pide a los populistas que no mezclen churras con merinas. Conviene recordar que esta crisis explota debido a un endeudamiento individual irresponsable (la crisis de impagos de hipoteca norteamerica) derivando hacia una crisis de confianza en la solvencia de los bancos. Esta situación provoca que a los deudores (y en España sabemos mucho de eso) se les exija que paguen. Francia, Alemania e Inglaterra son los banqueros de Europa y exigen devoluciones o recortes de gasto. Si a alguien hay que exigir responsabilidades es a todas las personas, empresas y gobiernos que se han endeudado más de lo que se podían permitir: las vacaciones pagadas a crédito en el corte inglés, los BMW blancos y las hipotecas a 50 años, las fuentes decorativas de los parques municipales, los polígonos industriales abandonados o las autovías que pasan por ningún lugar. Ellos son los culpables. ¿Los mercados y especuladores? Claro! Nosotros mismos.

Leave a Reply

  1. No estoy muy de acuerdo con parte de tu argumentación, especialmente con esta frase: endeudamiento individual irresponsablepor qué ahí también podría poner prestamistas irresponsables

    Del mismo modo que hay que exigir responsabilidades a quienes contrajeron deudas debemos exigírselas a quienes concedieron los prestamos.

    Ya desde un punto de vista más ideológico podemos valorar cosas como si la deuda adquirida por país regido por un dictador debe ser realmente asumida por el país, o como en el caso griego, que hacer cuando los resultados económicos fueron maquillados y los reguladores o no se enteraron o pasaron de todo.

  2. No creo que el problema haya estado sólo en el endeudamiento. Los bancos y sobre todo las cajas en España han intentado abarcar más de lo que podían sobre todo especulando en el sector inmobiliario. La mayoría de los problemas que tienen ahora mismo son fruto de una mala gestión. Si pasa eso en cualquier empresa quiebra y punto, pero como el sistema económico actual tiene una total dependencia de los bancos y cajas no se puede permitir que estos quiebren. La prueba está en que las cajas que se han quedado en su negocio local y no han intentado especular y meterse al negocio del ladrillo están perfectamente saneadas.

    Lo que no se puede es dejar la economía en manos de los bancos y no ejercer sobre ellos más controlo y eso que el Banco de España es de los que más lo hacen, imaginaos como será el resto.

    • Buen punto, ¿cómo disminuimos la dependencia de los acreedores en una economía?

      Seguro que unas mínimas reglas de control y transparencia ayudan a que cada uno tenga información adecuada para tomar una decisión sobre los riesgos que tiene una u otra opción (los bancos que compraban los bonos-ninja no sabían lo que compraban!). Son necesarias. Sin embargo, no podremos evitar con todas las reglas del mundo que los bancos inviertan en algo y se equivoquen. Y con ello nos arrastren. La dirección que me gustaría ver sería la de que la banca fuese cada vez más una red distribuida (y así que se viese menos afectada por la quiebra de un nodo concreto). Así, como cualquier otra empresa, podremos dejar que los que asumen más riesgos y se equivocan quiebren, sin que nos afecte demasiado.

      Por otro lado, estoy madurando la idea de que nos debemos corresponsabilizar de nuestro dinero (y el post era un paso más en ese estado mental), que es a la economía, lo que el voto en una asamblea. Nuestras microdecisiones afectan al macroconjunto. Me interesan cada vez más bancos/fondos de inversión/etc donde tenga influencia en las decisiones y sus valores estén alineados con los míos.

  3. Se trata de buscar el concepto de ciudadanía responsable. La propiedad en nuestra sociedad implica derechos, pero nos solemos olvidar de los deberes. Si yo tengo un terreno rural tengo una responsabilidad de tenerlo limpio y cuidado para que no ponga en peligro a los que lo rodean. Con el dinero es igual. El “subcontratar” su gestión a bancos sin supervisar lo que hacen (y sin exigirles transparencia de en qué lo están invirtiendo) es lo fácil. A veces no hay tiempo, o no se prioriza esto en nuestra actividad cotidiana, como tampoco se prioriza el buscar soluciones como las que Andrés comenta. Pero eso es ser ciudadanos responsables.
    Si embargo, no todo es culpa nuestra. El sistema no nos educa para esto, al contrario. Demasiados intereses creados y desde pequeño se mama lo de ir a abrir la cuenta, comprarse coche, comprarse piso, (subcontratar nuestra alimentación, nuestra educación, nuestra identidad digital…) A veces es difícil salirse de ese círculo y cuando uno quiere salirse tiene que buscar soluciones, ser pionero, atreverse a lo que casi nadie se ha atrevido, y no todo el mundo quiere asumir eso en coste de tiempo, recursos y “esfuerzo”. FIARE o las cooperativas locales de ahorradores tipo AIS O Peto pueden ser una solución (y para algo más light sin tanta implicación personal está Triodos, que en el año 2009 fue premio al banco más sostenible por financial times… seguro que esa sostenibilidad en tiempos de ninjas tuvo que ver con que financian casi exclusivamente “economía real”).

Webmentions

  • Cut-spending or don’t cut-spending? | No sólo software 12 September, 2011

    […] Ser os primeiros da clase en cumplir co pacto de estabilidade non nos evitou a recesión, o noso problema foi a débeda privada, síndrome de novos ricos. E a saída agora non está clara: ¿aforro ou inversión? 24 […]

  • Quien tiene la culpa de la crisis « Conocimiento Abierto 12 September, 2011

    […] publico hace poco un artículo, titulado los culpables de la deuda que dió pie a algo de debate en los comentarios de su blog y que hace que revisite algunas […]